En la lista de espera

Tengo un cepillo de dientes automático, que he comprado el año pasado cuando estaba en el hospital, con 188 euros, lo ordené en Amazon. Mucho dinero, lo sé. Porque estaba en un momento “con plata”, despues de haber recibido, finalmente, el dinero del seguro, para los primeros 3 meses de incapacidad de trabajo.. En esa semana me compré también una trusa de maquillaje Too Faced Chocolate Bar y dos cremas de Estee Lauder. Las cremas no me gustaron mucho y la trusa de maquillaje la guardo solo porque amo como huele.

Pero el cepillo está perfecto, especialmente en el modo “blanquear”, en menos de un més en utilizarlo, se veía la diferencia. El problema es que desde unos meses no le cargo mas la batería. Me cepillo los dientes con el como si fuese un cepillo normal. Por qué? Por el único razón de que no puedo. Mentalmente no lo puedo.

Estoy consciente de que solo se necesita enchufar ese m***ito vaso y colocar el cepillo allá y dejarlo hasta mañana a cargar. Pero no lo puedo hacer. Como que me da algo. Como si la acción de hacer esta cosa está situada en un otro universo. No me inspira.

Y esto me pasa muchas veces y en varias circumstancias.. me pregunto si es una enfermedad y si se llama de una manera, para poder curarla. O sea que prefiero perder una hora de mi vida escribir esta entrada de blog, con acentos y todo, antes de enchufar my cepillo para cargar.

A veces cuando de verdad tengo que hacer unas cosas, ya, en ese momento, las rodeo y las mareo de una manera hasta que me mareo a mí misma y las hago sin darme cuenta de que las hize. (Si me faltan algunos acentos en esta fraze, perdonenme). Perdónenme. 😀

Un güey una véz me dijo que su mujer ideal debería de ser muy actriz. Me pregunto ahora si despues de tanto tiempo logró en encontrarla. A mi también me gusta jugar así, pero raramente puedo encontrar una persona con profundidad suficiente para poder decir todo lo que quiero, sin tener miedo de que se pueda enfadar y podría perderla. Y una de estas personas es mi papa, núnca se ha enfadado conmigo y siempre tuvo una manera de inspirarme paciencia y confianza, solo con palabras.

Pero aún más, yo digo que mi hombre ideal debería de hablar muchas idiomas. Para poder conversar cuantas entre el cielo y la tierra sin aburirme. No hay nada más seductor para mí, que poder cambiar con facilidad entre el inglés, checo, francés, rumano, español, alemán.. y poder entender también italiano y portugués.

Pero ni modo. Ya que yo tampoco estoy perfecta, estoy consciente de que probablemente no tengo energias para poder inspirar a una persona, para que aprenda tantas idiomas solo para mí, hay muchas chances de que me voy a morir sola. Y digo sola, no necesariamente soltera. O tengo que descubrir una manera de cruzar entre universos paralelos también en la vida real, no solo en los sueños.

💓

A, nada, solo me daba flojera para escribir “hasta pronto“. 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s